Blog

Polillas en la despensa más comunes e invasivas

por Banquete
0 Comentarios

Conseguir polillas en la despensa es cada vez más común durante la primavera debido a las temperaturas cálidas de la estación. Sin embargo, debemos tener cuidado al momento de lidiar  con estos insectos, ya que de no tratarlas a tiempo, pueden presentar un peligro para los alimentos y otros productos que guardamos en nuestra despensa. En este artículo te enseñaremos todo lo que necesitas saber para alejar a este invasivo huésped.

Polillas en la despensa: Cómo reconocerlas y tips para alejarlas de tu cocina.

Las polillas son insectos fáciles de identificar debido a sus características y visitas habituales a nuestro hogar. Podemos conseguirlas en diferentes lugares de la casa, tales como nuestra ropa, plantas, muebles de madera y sobre todo en nuestra despensa ya que estas son atraídas por los alimentos que tenemos almacenados.

¿Por qué aparecen polillas?

La aparición de polillas en la despensa se debe a las temperaturas cálidas de la primavera, es por ello que durante esta época es más común conseguirlas. No obstante, el calor no es el único factor de su proliferación, durante el atardecer aumenta el brote de estos insectos que se sienten atraídos por la luz, sobre todo durante el atardecer. 

Te puede interesarManual para desaparecer larvas y polillas de mi despensa

Tipos de polillas que podemos encontrar en la despensa 

El problema de la aparición de las polillas ocurre cuando estas afectan nuestro hogar. Al ingresar a nuestra despensa, se reproducen y dejan sus larvas al interior de ella. Es importante recordar que si un producto almacenado se ve afectado por una larva de polilla, no se podrá consumir y debe ser desechado inmediatamente para evitar la propagación de esta plaga y la contaminación de los demás alimentos.

1. Polilla del tomate

polillas en la despensa

Esta  especie  daña  hojas,  flores  y  frutos.  En  hojas consume todo el tejido del tomate dejando solo la epidermis, por lo que la hoja afectada presenta grandes orificios que  se  ven  transparentes.

Para las personas que tienen huertos de tomates y otras hortalizas, la presencia de estos insectos pueden presentar un gran peligro para la cosecha, causando la pérdida parcial o total de los cultivos debido a las larvas de la polilla.

Al momento de hacer compras en supermercados o ferias de verduras y hortalizas, es ideal revisar detalladamente los productos que se escogen, así podemos evitar llevar legumbres contaminadas a nuestra cocina y evitar que infecten otros alimentos.

2. Polilla india de la harina

polillas en la despensa

Como hemos mencionado anteriormente en otros artículos de nuestro blog, esta especie es conocida como unas de las polillas en la despensa más común y frecuentes; representando una grave amenaza para los alimentos, ya que si bien este insecto no presenta un peligro mayor y no es nocivo para la salud de seres humanos, puede causar una infestación en todo tipo de alimentos; convirtiéndose en una plaga muy difícil de erradicar.

Esta polilla se posan sobre los alimentos y depositan allí sus huevos, los cuales pueden pasar desapercibidos a simple vista. El problema radica cuando el huevo eclosiona, convirtiéndose en una larva, que pueden ser capaces de traspasar y roer el plástico o cartón de los empaques y contaminar los alimentos.

3. Polilla de los cereales

polillas en la despensa

Es una de las polillas que afectan gravemente a los cereales y  granos. Pueden llegar a deteriorar las cosechas, estructuras y procesos productivos. Estos insectos consumen y dañan los insumos alimenticios o bien los contaminan de forma directa o indirecta, generando un fuerte golpe a nuestro bolsillo.

Estas alimañas pueden alimentarse de cereales o granos con orificios, tales como los porotos, el arroz, garbanzos y el maíz. No solo representan una amenaza para los alimentos sino que también son capaces de destruir y dañar otros materiales presentes en nuestra ropa, como lanas, telas, cueros, pelo, papel, cartón e incluso algunos muebles.

Recomendaciones para alejar a las polillas en las despensas

Limpia profundamente tu despensa

La higiene es clave para evitar que tu cocina se convierta en un criadero de estos insectos. Es recomendable realizar una limpieza profunda de manera frecuente, por lo menos una o dos veces al mes para impedir la aparición y propagación de las polillas.

Usa frascos de vidrios que sean herméticos

Guarda alimentos como los cereales, granos y harinas en frascos o envases herméticos, preferiblemente de vidrio. Esto impedirá el paso de las polillas o sus larvas a su alimento principal y evitará que contaminen y dañen los alimentos que se encuentran almacenados.

Instalar mallas en ventanas

En casos extremos, una de las soluciones para evitar las polillas al interior de nuestro hogar es instalar estas mallas permitirán aislar de alguna forma el lugar y que impiden que ingresen polillas y otros insectos indeseables.

Mantener las luces apagadas

Las polillas suelen sentirse atraídas por las luces, así que si vas a abrir las ventanas de la cocina o tu living, mantener las luces apagadas para no atraerlas al interior de la casa.

Insecticidas caseros y naturales

Los remedios naturales como las gotas de aceite, esencia de lavanda, eucalipto y hojas de menta son aliados para combatir a las polillas debido a su fuerte olor y se pueden ubicar en lugares estratégicos de tu cocina y dentro de la despensa sin dañar los alimentos que estén almacenados.

Te recomendamos leer: Encontré larvas de polilla en mi cocina ¿Qué debo hacer?

Encuentra los mejores remedios caseros en Cuido Mi Despensa

​​Si bien las polillas pueden resultar molestas, estás  no representan un peligro mayor para tu salud. Con estas recomendaciones podrás mantener lejos a las polillas de tu despensa y de tu hogar. Te invitamos a seguir leyendo nuestro blog para descubrir más sobre métodos de eliminación de plagas y conservación de alimentos.