Blog

qué comen las polillas

¿Qué comen las polillas y por qué tus alimentos podrían estar en peligro?

por Banquete
0 Comentarios

¿Sabes qué comen las polillas? No solo se alimentan de tu sweater favorito que tienes en el armario, también se comen tu comida. Puedes verla en la cocina y por la despensa merodeando o depositando sus huevos en tu comida. 

Si quieres saber qué alimentos de tu despensa están en peligro y cómo evitarlas en casa, sigue leyendo este artículo. 

¿Por qué llegan las polillas al hogar?

Las polillas llegan a la casa en busca de refugio y, principalmente, de alimentos. Estas aprovechan las puertas y ventanas abiertas o grietas para ingresar a tu hogar en busca de comida. La despensa es un lugar propicio para estos bichos, ya que es un espacio libre de humedad y con mucha comida disponible. 

Las polillas de la comida, también conocidas como polillas de la despensa o polillas de la col, son insectos voladores que buscan en la alacena un ambiente propicio para depositar sus huevecillos. 

Cuando la temperatura aumenta, las polillas se aparean y buscan lugares libres de humedad y con fuentes de alimentos para que sus crías puedan subsistir. Las polillas son capaces de atravesar los envases de papel y plástico, por lo que penetran los paquetes que contienen la comida y ahí depositan los huevecillos. Alrededor del mes eclosionan y nace la larva de polilla, que se desliza por toda la comida alimentándose y resguardándose de la intemperie hasta transformarse en una polilla adulta.

Te recomendamos leer: Polillas en la despensa: ¿Por qué aparecen gusanos en la comida?

¿Qué comen las polillas? 

Alimentos como el arroz, la harina, las pastas, los granos, los cereales y las legumbres son los preferidos de las polillas. Estos poseen los nutrientes necesarios tanto para los insectos en etapa adulta como para sus larvas. 

Comerlas no es perjudicial para la salud, pero sí son muy desagradables de ver. Es más, cuando las polillas constituyen una plaga y han infestado gran parte de tus alimentos se vuelve un problema económico, puesto que muchas personas optan por deshacerse de los alimentos contaminados.

Cuando llegas ya a la situación de plaga, no solo basta con botar la comida, sino que también debes preocuparte por asear la despensa de forma profunda y repararla en caso de que notes que tiene grietas. 

Recomendaciones para evitar las polillas y larvas

La prevención será la mejor herramienta para evitar que tus alimentos se desperdicien. Con acciones simples y eficaces mantendrás alejadas a las polillas y a sus larvas de las comidas y la cocina. Presta a atención a estos consejos: 

1. Guarda los alimentos en frascos herméticos


Como te hemos comentado, las polillas pueden vulnerar envases de papel y de plástico. Para evitar que estas  ingresen a tus alimentos, lo mejor es utilizar frascos herméticos de vidrio o plástico duro. Con ellos mantendrás tus alimentos libres de humedad, bacterias y de polillas.

2. Haz aseo de forma periódica

Es importante que cada cierto tiempo te ocupes de limpiar la despensa. A veces sin querer se pueden desparramar alimentos que atraen a las polillas y otros bichos. El aseo es clave para evitar la aparición de plagas.

3. Verifica el estado de la despensa

Junto con el aseo es bueno revisar el estado en que se encuentran los muebles donde almacenamos la comida. Estos no deben tener grietas ni mucho menos concentrar humedad. Si notas un desperfecto, repáralo lo antes posible para prevenir la llegada de un intruso.

Te podría interesar: ¿Por qué debo revisar los alimentos de mi despensa? 

Previene la aparición de plagas en la despensa

De forma simple puedes combatir a los insectos que acechan tu cocina. En Cuido mi despensa nos preocupamos por tu salud y por la sanidad de tus alimentos, por eso te compartimos consejos y recomendaciones para mantener la despensa limpia y tus alimentos a salvo.

Encuentra más información sobre alimentos, reciclaje y plagas en nuestros blog.

que comen las polillas