Blog

¿Qué son las polillas verdes y cómo las evitas en casa?

por Banquete
0 Comentarios

Las polillas verdes son una de los tantos tipos de mariposas que existen en el mundo y que denominamos polillas. Estas, al igual que las polillas comunes se filtran en nuestro hogar durante la tarde noche atraídas por la luz artificial. Si bien no son dañinas para el ser humano, sí pueden provocar estragos en nuestra ropa, muebles y comida.

Si en tu casa tienes una plaga de polillas o de vez en cuando alguna llega de visita, en Cuido Mi Despensa te contamos cómo erradicarlas de tu hogar. 

Polillas verdes y otras especies

La verdad es que las polillas verdes no suelen ser invasivas y rara vez se instalan en los hogares. A diferencia de la polilla del tomate, la polilla india de la harina y la polilla de los cereales, las polillas verdes no generan daños importantes en nuestra cocina, aunque claro, hay que evitar que se conviertan en una plaga difícil de erradicar.

Esta polilla es un tipo de Lepidoptera y como todo holometábolos (insectos con metamorfosis) deja sus huevecillos en ambientes poco hostiles para su supervivencia. Al nacer como larva, se va alimentando para acumular nutrientes y luego, en el proceso de pupa, experimenta el cambio morfológico y fisiológico hasta convertirse en una polilla.

Te recomendamos leer: 5 tipos de polillas que afectan los alimentos

¿Por qué las polillas entran a mi casa?

Como te hemos contado en otros artículos, las polillas son mariposas de hábitos nocturnos. Suelen tener colores grisáceos o cafés, aunque las polillas verdes son una excepción. Estas emprenden su vuelo al atardecer para comenzar su trabajo de polinización nocturno.

Las polillas se guían por la luz de la luna para visualizar las flores y plantas de donde se alimentarán. Para ellas es fácil confundirse con la luz artificial que hay en las casas, por ello suelen ingresar por error a nuestras dependencias, siéndoles luego muy difícil salir hacia el exterior.

¿Cómo saco las polillas de mi casa?

La recomendación de los expertos es no matarlas, dada la gran importancia que tienen para el ecosistema. Sin embargo, como a nadie le gustan que las polillas y otros insectos se queden de huésped en el hogar, hay distintos tips sencillos y poco invasivos para echarlas de nuestro hogar.

  1. Aprovecha la luz: Así como las polillas llegaron a tu casa atraídas por la luz, puedes usar una linterna para guiar su camino hacia la salida. Apaga las luces de tu casa y pon una linterna cerca de la ventana. Observa y una vez que la polilla se haya ido, cierra puertas y ventanas para evitar que ingresen nuevamente.
  2. Limpia profundamente espacios cerrados: Lugares como la despensa son sitios con condiciones óptimas para que las polillas decidan quedarse resguardadas en nuestro hogar. Te recomendamos asear profundamente tu cocina y otros espacios de tu hogar para evitar una plaga.
  3. Acudir a profesionales: En caso de tener una inminente plaga de polillas, lo óptimo es llamar a controladores de plaga para así erradicarlas en su totalidad. 

Conoce más sobre plagas que pueden afectar tu cocina

Sabemos que mantener tu cocina limpia no es tarea fácil dado que existe una variedad de insectos invasores que se colan en nuestro hogar. En el blog de Cuido Mi Despensa tenemos una serie de tips y recomendaciones para ayudarte a combatir plagas indeseadas. 

Te podría interesar: ¿Qué hacer ante una inminente plaga de polillas?