Blog

cómo cuidar el medio ambiente

¿Cómo cuidar el medio ambiente desde la cocina?

por Banquete
0 Comentarios

Cómo cuidar del medio ambiente es una de las grandes preocupaciones. Pareciera que el tiempo se agota y es necesario que actuemos de forma rápida desde cualquier rincón del hogar. 

Considerando que la cocina es de uso diario y es un espacio donde se utilizan distintos tipos de recursos, es primordial reconocer cómo podemos disminuir nuestro impacto ambiental con acciones simples. 

Una cocina sustentable

¿Has pensado alguna vez en el impacto ecológico que tiene tu cocina? En ella preparas a diario tus alimentos utilizando recursos como el gas, electricidad y agua. Además, cada día se generan kilos de desechos orgánicos y no orgánicos, que podrían ser reutilizados.

Sin darnos cuenta contribuimos de forma significativa al deterioro medioambiental. La no separación de residuos, el no reciclar, utilizar artefactos de alto consumo eléctrico y el desperdicio de agua son algunos de los hábitos que tenemos en nuestra cocina. La buena noticia, es que estos se pueden cambiar si deseas tener un hogar más sostenible.

Hay muchas prácticas sustentables que se podrían aplicar en tu hogar para disminuir la huella de carbono, y en esta oportunidad te contamos qué debes hacer si quieres tener una cocina amigable con el medio ambiente.

Te podría interesar: Aprende a reciclar los envases plásticos del arroz y las legumbres

7 consejos para tener una cocina sustentable

Todo cambio de hábito requiere de constancia y tiempo, por lo que te recomendamos seguir estos consejos con calma e ir practicándolos todos los días. 

1. Reduce el consumo de agua

En la cocina el agua es primordial, como también para la subsistencia de todo el planeta. La necesitamos para cocer las verduras, pastas y granos, para lavar la loza, limpiar frutas y verduras o para preparar una deliciosa sopa. 

Sin agua se vuelve difícil cocer todos los alimentos y lo más importante, no podemos limpiarlos de las impurezas que pueden haber en el ambiente. Sin embargo, el agua es un bien preciado y no debemos desperdiciarla.

  • Cuando laves la loza, procura no dejar correr el agua si no es necesario. 
  • Lava tus frutas y verduras con el agua necesaria en fuentes, de esta forma podrás reutilizarla para regar el jardín. 
  • Vigila siempre que la llave del lavaplatos no tenga filtraciones o goteras.

2. Ahorra gas y energía

Cuando cocines, usa una olla o sartén que sea proporcional a lo que cocines y también el quemador indicado. De esta forma ahorrarás el consumo de gas o de electricidad.

Además, procura que tu cocina cuente con buena iluminación para aprovechar la luz natural y no utilizar tanto la luz eléctrica del espacio. También te recomendamos utilizar artefactos eléctricos de bajo consumo (letra A o B), para así ahorrar energía.

3. Evita el desperdicio de alimentos

¡No cocines de más! Aprende a racionar los alimentos según el número de personas que comerán. Si por algún motivo sobró comida, resérvalo en la nevera para comerlo más tarde o al día siguiente, o bien puedes congelarlo para comerlo en las próximas semanas. 

Junto con ello, recuerda comprar de forma consciente las frutas, verduras, cereales y carnes para evitar que estas se descompongan con el paso del tiempo. Aquí te contamos más sobre el desperdicio de alimentos.

4. Almacena bien tus alimentos

De la mano con el punto anterior, es importante que guardes bien tus alimentos para que estos no se echen a perder. Para evitar que las plagas ingresen a la despensa o que los factores ambientales los deterioren, utiliza frascos herméticos y de vidrio. 

Las verduras y frutas guárdalas en el refrigerador y las carnes y pescados en el congelador. Así evitarás que estos alimentos se pudran o contaminen. 

5. Utiliza limpiadores orgánicos

El detergente y otras soluciones para la limpieza de la cocina suelen tener químicos que afectan al medio ambiente. Utiliza opciones naturales y caseras que son iguales de efectiva para desengrasar y eliminar plagas, además de ser mucho más económicas. Aquí encontrarás el detalle de cómo hacerlos.

6. Reduce, recicla y reutiliza tus desechos

Aplica la regla de las tres “r” en tu cocina. Limita el uso de plásticos, cartones y papeles, separa tus residuos para llevarlos al reciclaje y reutiliza todos aquellos materiales que puedas. Por ejemplo, con la basura orgánica podrías crear una compostera para tener abono natural para tu huerto o jardín. Aquí te contamos cómo hacerlo

7. Prefiere alimentos de temporada y local

Al consumir alimentos locales y de la estación, contribuyes a disminuir la huella de carbono de aquellos que vienen desde muy lejos. Piensa que para comer una sandía en invierno, esta debe cosecharse en otra región o país, viajando muchos kilómetros vía terrestre o marítima. De esta forma, se incrementan los gases de efecto Invernadero.

Te recomendamos leer: Aprovecha las cáscaras de naranja y otras frutas en tu cocina

Haz de tu cocina un lugar sustentable

Cuidar el medio ambiente es tarea de todos. Por eso, te compartimos en nuestro blog tips para que cuidar el planeta sea una acción simple de realizar y de aplicar en tu cocina. También encontrarás otras recomendaciones y guías para cuidar de la despensa.